March 6, 2018

January 24, 2018

December 27, 2017

Please reload

Entradas recientes

La Felicidad

June 7, 2017

1/2
Please reload

Entradas destacadas

El logro de las metas vocacionales.

June 14, 2017

Hemos querido en esta ocasión traer un pequeño extracto o resumen de un tema que el Dr. David Hawkins trata en su libro "Dejar ir" sobre las el logro de las metas vocacionales.

 

Los sentimientos son la clave para la expansión o contracción de los talentos, las acciones y las habilidades. Estamos generalmente bien informados y entrenados en los asuntos relacionados con el mundo exterior. Sin embargo, a veces, somos inexpertos en el mundo interior, el mundo de los sentimientos. Como estos determinan los pensamientos, y los pensamientos que tenemos en mente determinan los resultados, es importante aclarar la relación entre los sentimientos y la liberación de las habilidades para que den lugar a una acción exitosa.

 Los sentimientos negativos con respecto al trabajo suelen instigan el proceso de pensamiento  e ideación que lleva al “no puedo” y “no podemos”. Uno de los principales sentimientos negativos que inhiben el éxito en la vida profesional es la envidia. La dinámica subyacente de la envidia es que, cuando vemos a alguien salir adelante, esto provoca en nosotros una sensación de inseguridad. No es simplemente que vemos los logros de la otra persona y sentimos envidia. Más bien, es que el logro de la otra persona desencadena en nosotros un sentimiento de carencia o insuficiencia en nosotros mismos. Se desencadena el sentimiento: "Tal vez no estoy logrando lo que debería estar logrando", o "Tal vez no seré capaz de lograr lo que quiero lograr", o "Tal vez mis logros no son apreciados por los demás y son inadvertidos”. La envidia es dolorosa porque despierta nuestra sensación de insuficiencia. A medida que el ciclo avanza, nos sentimos cada vez más insatisfechos e infelices en nuestro trabajo y alejados de nuestros colegas. Es posible que se dé la creencia, "Todo el mundo está contra mí".

 

¿Cuál es la manera de salir de este ciclo de las envidias y descontentos? Como hemos dicho antes, la respuesta es ir al interior. Con la envidia, estamos constantemente mirando a los demás, evaluando sus logros, comparándonos con ellos. Cuando nos observamos, vemos que son los sentimientos subyacentes los que impiden nuestro éxito: la competitividad, las dudas en nosotros mismos, la inseguridad, la insuficiencia, y el deseo de aprobación. ¿Estamos dispuestos a ver estos sentimientos? Una vez que nuestros sentimientos son reconocidos, es obvio para nosotros que operan en nuestra contra. Merman nuestros esfuerzos e impiden nuestro éxito en el mundo. Nuestras propias dudas bloquean el reconocimiento que buscamos.

 

Una vez que veamos el coste de los sentimientos negativos para nuestra felicidad y éxito, estaremos dispuestos a dejarlos y también los pagos que recibimos de ellos. Por ejemplo, estaremos dispuestos a dejar la mezquina satisfacción que obtenemos de culpar a los demás por nuestra falta de éxito. Estaremos dispuestos a dejar las muestras de simpatías que obtenemos gracias a los que escuchan nuestras quejas. Cuando dejamos nuestros sentimientos de incapacidad, encontraremos que la envidia de los demás desaparece.

 

Los sentimientos positivos serán siempre sensaciones agradables e incluyen sentimientos tales como la alegría, la felicidad y la seguridad. Estas inician un proceso de pensamiento e ideación que se ejemplifica con los pensamientos "puedo" y "podemos", independientemente del evento, situación o problema en el que participe la persona.

 

 

Los sentimientos positivos fluyen naturalmente cuando los sentimientos negativos no están en acción. Nada necesitamos hacer para adquirir sentimientos positivos, ya que son parte integrante de nuestro estado natural. Este estado interior positivo está siempre ahí, y simplemente está cubierto por los sentimientos negativos suprimidos. La liberación de las habilidades, ideas creativas, talentos, e ingenio se produce automáticamente como consecuencia del estado de ánimo positivo que se produce cuando los aspectos negativos han sido entregados. Dejar la negatividad libera la inspiración para crear un flujo interminable de ideas creativas. Es como si el campo de energía del genio creativo estuviera disponible y esperando a que nosotros entreguemos las nubes de la negatividad que impiden sernos revelado.

 

Podemos simplificar los niveles de conciencia en tres estados principales: inerte, energético y pacífico. Estos tres estados están relacionados con el proceso de toma de decisiones. El primer estado de, -inercia-, es un reflejo de los niveles emocionales de la apatía, la tristeza y el miedo. La naturaleza de estos sentimientos es la de interferir en nuestra concentración sobre la situación actual y combatir con nosotros en lugar de concentrarse en nuestros propios pensamientos, muchos de los cuales están en el ámbito del "no sé", "no estoy seguro", y "no creo que pueda". Esta sucesiva concentración en nuestros propios pensamientos inútilmente cíclicos nos hace temporalmente incapaces de percibir en toda su dimensión y posibilidades toda la situación que tenemos entre manos. Esto conduce a la inseguridad interior, la ambivalencia, la confusión y la pérdida de confianza en nosotros por los que nos rodean. En el lenguaje de programación "basura dentro y basura fuera", el estado emocional negativo es la "basura dentro", y las decisiones que salen de el deberán estar en el mismo nivel.

 

El segundo estado, que es superior al de la inercia, es el de ser "dinámico". Las emociones subyacentes a este estado son las del deseo, la ira y el orgullo. Este es el estado del "buscavidas". Aunque las cosas se logran, hay una variabilidad en el rendimiento debido a la mezcla de pensamientos positivos y negativos e ideas, y  en ocasiones la toma de decisiones es compulsiva o impulsiva. Es característico de este nivel de conciencia el propio beneficio personal como el principal factor de motivación. Cualquier beneficio para el mundo es puramente secundario y los resultados, por tanto, están muy lejos de la grandeza.

 

El tercer nivel y el más elevado es el estado de paz, basado en los sentimientos del coraje, la aceptación y el amor, nos permiten concentrarnos completamente en la situación y observar todos los detalles pertinentes. Debido al estado de paz interior, la inspiración trae las ideas que resuelven el problema. En este estado, la mente está libre de preocupación, y su capacidad para comunicarse y concentrarse no tiene impedimentos. La mente creativa sin impedimentos, encontrará una solución donde todos ganen y nadie pierda. Las personas en este nivel a menudo convierten a los clientes en amigos, y los clientes tienden a ser leales.

 

Una mente que esté concentrada en un pensamiento positivo tiene el poder de aumentar la probabilidad de que el pensamiento positivo se materialice en el mundo de los acontecimientos. Las gentes más exitosas del mundo son los que tienen en cuenta el bien mayor de todos los concernidos, incluyéndose ellos mismos. Ellos saben que hay una solución gano-gano para todos los problemas. Están en paz consigo mismos, lo que les permite apoyar el potencial y el éxito de los demás. Ellos hacen el trabajo que aman, y de esa manera se sienten continuamente inspirados y creativos. Ellos no buscan la felicidad; sino que han descubierto que la felicidad es un subproducto de hacer lo que aman. Un sentimiento de satisfacción personal que viene naturalmente de su contribución positiva a la vida de los demás, incluyendo a sus familiares, amigos, grupos, y al mundo en general.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon

© 2018. TuHop           tuhop@tuhop.es     Tlf: 625 015 769