March 6, 2018

January 24, 2018

December 27, 2017

Please reload

Entradas recientes

La Felicidad

June 7, 2017

1/2
Please reload

Entradas destacadas

La mente nunca duerme

July 26, 2017

Hay quienes piensan que la mente es el cerebro o alguna otra parte o función del cuerpo, nada más lejos de la realidad. El cerebro es un objeto físico que se puede ver, se puede tocar, fotografiar y someter a una operación quirúrgica. La mente, por el contrario, no es un objeto material y no se puede ver, fotografiar ni operar. Por lo tanto, el cerebro no es la mente, sino una parte más del cuerpo.

 

Por más que indaguemos e investiguemos no encontramos nada en nuestro cuerpo que pueda identificarse con nuestra mente porque son entidades diferentes. La mente no es un fenómeno físico, por lo tanto, carece de forma, nada material puede obstruirla. El cuerpo, por lo tanto, no es el yo real.

 

 

El cuerpo es algo totalmente neutro, es nuestra mente la que a través de los pensamientos y sentimientos controla el cuerpo. En una sociedad en la que el culto al cuerpo se ha vuelto casi una patología, es importante recordar que éste no es más que una marioneta en manos de nuestra mente, sobre todo de nuestra mente inconsciente.

 

Un pensamiento siempre produce forma en algún nivel. Aquello que crees es lo que vives. Dicho de otra manera; lo que es mantenido en la mente tiende a expresarse en el cuerpo. El cuerpo es un medio de comunicación a través del cual tu mente se expresa. Reverenciar el medio y olvidarte de la fuente es sólo una de las muchas señales que indican que vives desde la parte errada de tu mente. Nuestra mente pude disfrutar de rectitud o estar equivocada y confundida, dependiendo de la voz que escuche.

 

Es importante que aprendamos a distinguir los estados mentales que son apacibles de los que no lo son. Esta aparente separación mental hace que te veas como dos seres distintos y en conflicto. Pero es obvio que lo que realmente está en conflicto es tu mente. De ahí que el primer cambio de mentalidad que tenemos que hacer es con respecto a nuestra propia mente. Empleamos todos nuestros esfuerzos en conocer cada célula de nuestro cuerpo, el funcionamiento de nuestros músculos, llenamos los gimnasios para dar forma a nuestros cuerpos como si éstos fueran la viva expresión de nosotros mismos. Nuestra mente queda relegada a un plano tan lejano que hemos olvidado por completo quienes somos. Pero como afirma el enunciado de nuestro artículo; la mente nunca duerme. Lo quieras o no estás supeditado a ella, y con ello estás sujeto a esa gran parte de tu psique que en un 95%-97% es inconsciente.

 

Esas creencias instaladas en tu mente son las que dan forma a tu vida en el plano físico, mientras tú crees ser el que toma tus decisiones. Cada decisión que tomas, la tomas desde lo que crees ser, y representa el valor que te atribuyes a ti mismo. ¿Quién soy realmente? ¿Cómo me veo a mi mismo? Cada decisión que tomas contesta a esta pregunta. Tu mente te induce a cada instante en una dirección o en otra.

 

 

Nuestro libre albedrío implica únicamente dos opciones, nos decantamos por una mentalidad recta o una mentalidad errada. Esta mentalidad errada es la que no deja de tejer percepciones falsas, justifica constantemente la ira, sólo escucha el ego, no deja de juzgar ni de juzgarse, una mente errada nunca tendrá paz.  Todo lo contrario sucede con la mentalidad recta, ésta se sitúa en un plano donde la paz interior fluye de manera constante, la ausencia de juicios y el conocimiento convierten la percepción en una visión holística de todo lo que acontece.

 

La mente es tan poderosa que nos asusta acercarnos a ella, nos asusta ser conscientes del poder y la fuerza que nos acompaña. Sin embargo, no prestarle atención agrava el problema, porque nuestra mente nunca descansa. Cuando elegimos, siempre lo hacemos en base a un principio: estamos eligiendo una opción a expensas de la otra. Nunca podemos elegir un poco de aquí o un poco de allí, son irreconciliables. No podemos quedarnos en medio tampoco, si no eliges tu mente recta, de manera automática estás decantándote por tu mente errada y esa será la parte desde la que te juzgas a ti mismo.

 

.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon

© 2018. TuHop           tuhop@tuhop.es     Tlf: 625 015 769