March 6, 2018

January 24, 2018

December 27, 2017

Please reload

Entradas recientes

La Felicidad

June 7, 2017

1/2
Please reload

Entradas destacadas

Dejar ir las expectativas

November 22, 2017

Al presionar a otras personas con el fin de conseguir lo que queremos, ellas automáticamente se resisten. Cuanto más forzamos, más se resisten. A pesar de que, por miedo, puedan realmente ceder a nuestras demandas, no hay una aceptación interior y, más tarde, perderemos lo que hayamos ganado. Esta resistencia está presente en todos nosotros.

 

Robert Ringer en su libro, Winning Though Intimidation- Ganar a Través de la Intimidación, explica lo que llamó la teoría "chico / chica". Chico conoce a chica. Tan pronto como ella se da cuenta de que él la quiere, ella se hace la dura. Y si el chico decide retirarse, ahora es ella la que lo quiere, y él en cambio actúa distante. Otra manera es entregar los sentimientos que tenemos sobre lo que queremos de la otra persona, y dejar las presiones que estamos poniendo sobre ella en forma de expectativas y deseos. Entonces ella tiene el espacio psíquico para ser agradable e incluso para iniciar el camino hacia la consecución del resultado que habíamos deseado en un principio.

 

 

Observa cómo te estás sintiendo secretamente acerca de una persona en una situación dada. Asume que la otra persona es consciente de esos pensamientos y sentimientos. A continuación, ponte en su lugar y mira cómo reaccionarías. Verás que su comportamiento es probablemente el mismo que habrías tenido en su lugar. El objetivo es soltar esos sentimientos hasta que puedas elevarte hasta un espacio de pensamientos y sentimientos positivos sobre ese asunto. Cuando estés en un espacio positivo, mira cómo reaccionarías si fueras la otra persona, ahora, consciente de estos nuevos sentimientos. Lo más probable es que su comportamiento cambie en el sentido que tú esperas.

 

Bloqueamos la recepción de lo que queremos de los demás por nuestras expectativas o resentimientos hacia ellos. Resulta muy eficaz entregar esas expectativas. En realidad, las emociones son intentos sutiles de imponer nuestra voluntad, a lo cual los otros inconscientemente se resisten.

 

Una manera de mantener relaciones  satisfactorias consiste en imaginar con amor el mejor resultado posible. Asegúrate de que sea mutuamente beneficioso: una situación en la que ambos ganen. Deja de lado todos los sentimientos negativos y limítate a mantener esa imagen en la mente. Sabemos que estamos realmente entregados cuando nos sentimos bien pase lo que pase; estamos conformes si sucede, y estamos conformes si no sucede. Por lo tanto, estar entregado no significa ser pasivo. Es estar activo de una forma positiva.

 

Cuando estamos entregados, ya no existe la presión de tiempo. La frustración viene del querer algo ahora, en lugar de dejar que suceda de forma natural a su debido tiempo. La paciencia es un efecto secundario automático del dejar ir, y sabemos lo fácil que es llevarse bien con la gente paciente. Las personas pacientes suelen conseguir al final lo que quieren.

 

 

Una resistencia hacia el dejar ir es la ilusión de que, si nos desprendemos de nuestro deseos y  expectativas, no conseguiremos lo que queremos. Tenemos miedo de que, si no presionamos por ello, lo perderemos si no mantenemos.  La mente tiene la idea de que la manera de conseguir algo es desearlo. En realidad, si examinamos el tema, veremos que los acontecimientos se deben a las decisiones, y las elecciones se basan en las intenciones. Lo que obtenemos es el resultado de estas elecciones, a pesar de que son inconscientes, y no de lo que pensamos que queremos. Cuando entregamos la presión del deseo, se despeja el camino  para hacer  elecciones y decisiones más sabias.

 

Pensamos que nuestra felicidad depende de controlar  los acontecimientos, y que son los hechos lo que nos alteran. En realidad, la verdadera causa de nuestro malestar son nuestros sentimientos y pensamientos. Los hechos, por sí mismos, son neutros. Les damos poder con nuestra actitud de aceptación o rechazo y nuestro estado emocional en general. Si nos quedamos atrapados en un sentimiento, es porque todavía creemos secretamente que logrará algo para nosotros.

 

Fuente: Dejar Ir: El Camino De La Entrega. Dr. DAVID R HAWKINS

 

.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon

© 2018. TuHop           tuhop@tuhop.es     Tlf: 625 015 769