March 6, 2018

January 24, 2018

December 27, 2017

Please reload

Entradas recientes

La Felicidad

June 7, 2017

1/2
Please reload

Entradas destacadas

¿Es tu verdadero Ser un extraño para ti?

December 20, 2017

Esta pregunta es en sí misma una contradicción, pues nuestro verdadero Ser sabe muy bien quién es. Pero vivimos en un permanente conflicto. Allí donde deberíamos escuchar la voz de nuestra mente despierta oímos el atronador berrido de nuestro ego, reemplazando así nuestro Ser con el concepto que hemos forjado de nosotros mismos.

 

Cuando mantengo una fijación o me obsesiono con algo, la mente descarta todo lo demás. Pongamos un ejemplo muy simple: si me obsesiono con el número 200, veré ese número por todas partes, habrá 200 pasos desde aquí hasta la vuelta de la esquina, el ascensor tardará 200 segundos en subir, etc. Todo lo que veo en la naturaleza reflejará de una forma o de otra el número 200.

 

 

Vivimos bajo un paradigma que nos incapacita para ver más allá de las apariencias, vemos únicamente desde el prisma de nuestros cinco sentidos, ponemos el valor exclusivamente en cosas que no significan nada y valoramos a las personas por aspectos tan volátiles y efímeros como su posición social, su económica, su atractivo, etc. Nos hemos obsesionado tanto por percibir de esta manera que hemos descartado que pueda existir otro modo de vernos.

 

Estamos atrapados en una estructura que hemos amoldado a nuestra forma de pensar, y el dueño y señor de todo ese sistema es nuestro ego. Nos hemos identificado tanto con él que nuestro verdadero Ser ha quedado relegado al olvido. Cuando preguntamos  si tu verdadero Ser es un extraño para ti, nos referimos a este hecho, lo que llamamos identidad no es más que una identificación con el miedo, lo que tu Ser es sigue siendo algo ajeno para la parte de ti que crees que eres. Cuando una persona se identifica con el ego se vuelve un extraño ante sus propios ojos. Percibes un mundo que tu verdadero Ser desconoce.

 

Ante los problemas de nuestra vida cotidiana nuestro ego responde siempre de la misma manera; nos hace creer que cada problema tiene su solución. Nuestro verdadero Ser sabe que esto no es cierto. Esto ocurre porque los problemas con los que tenemos que lidiar es nuestro propio ego el que los fabrica. Nuestro verdadero Ser y nuestro ego se encuentran en niveles muy distintos. Uno sabe quién es, el otro no deja de buscar para nunca encontrar nada, está perdido, y por más que halle siempre quiere más. Vamos a utilizar la analogía del hogar que, en este caso resulta muy ilustrativa; nuestro verdadero Ser ya está en casa, nuestro ego cree estarlo, pero es una percepción falsa que viene dada por la cesión que hemos hecho al negar nuestra verdadera identidad. No existe un hogar que de alojamiento al amor y al miedo a la vez.

 

 

Somos unos extraños para nosotros mismos porque hemos olvidado quiénes somos. Y hemos olvidado quiénes somos porque hemos cedido nuestro legítimo lugar al ego. Esta cesión llega hasta tal punto, que parece que el extraño es nuestro Ser, cuando quien ha usurpado el espacio que no le corresponde es nuestro ego.  Decíamos al principio que cuando mantenemos una obsesión con algo nuestra mente desecha todo lo demás. La obsesión constante por satisfacer los deseos de nuestro ego ha dado como resultado la exclusión de nuestra conciencia de cualquier atisbo de nuestro verdadero Ser. Al mantenerlo oculto de nuestra conciencia, nuestro verdadero ser permanece en nuestro inconsciente a la espera de una señal de cordura, y así poder ser reconocido como lo que es, nuestra verdadera identidad. 

 

Ante un panorama en el que nos encontramos seria y literalmente desubicados cabría preguntarse ¿Cómo  dejo de ser un extraño para mi? El principio de toda situación conflictiva siempre comienza por la toma de conciencia. El segundo movimiento pasa por no confundir los niveles. Es nuestra identificación constante con ese personaje que hemos inventado y que llamamos ego lo que tenemos que corregir. Somos infinitos por más que nuestro ego se empeñe en lo contrario. Reconocer quien eres te dará por añadidura todo cuanto tu Ser tiene y es, es decir, TODO. Merece la pena pararnos y abrazar una nueva creencia que nos enseñe a deshacer todo aquello que oculta y empequeñece quienes somos en realidad.  

 

 

.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon

© 2018. TuHop           tuhop@tuhop.es     Tlf: 625 015 769