March 6, 2018

January 24, 2018

December 27, 2017

Please reload

Entradas recientes

La Felicidad

June 7, 2017

1/2
Please reload

Entradas destacadas

Lo hechos mejor que las palabras

February 21, 2018

Vamos a reflexionar hoy acerca de una actitud bastante presente en la mayoría de las personas. No somos conscientes de que esa forma de proceder a menudo aleja lo que queremos retener y retiene lo que quisiéramos alejar. Solemos comportarnos de una manera extraña en cuanto a nuestros intereses se refiere.

 

Estamos hablando de ese sutil modo de colocarnos ante una situación en la que deberíamos tomar partido, pero  sin embargo, sólo lo hacemos de “boquilla”. Siempre se ha dicho que una imagen vale más que mil palabras, cuánto más un hecho. La tibieza es un problema que termina por pasarnos factura, aunque no sólo es un problema de tibieza, sino también de inseguridad, temor e incluso puede que no queramos aquello en la forma en que afirmamos que queremos. Esta afirmación puede parecer muy descabellada, pero es muy real debido a los mecanismos que nuestra mente utiliza para manejar las emociones, los pensamientos y sentimientos. Un ejemplo arrojará mucha luz sobre este asunto.

Imaginemos una situación donde dos personas se quieren, igual da que sean pareja, familia, amistad, etc. A una de ellas se le llena la boca de palabras bonitas y dulces hacia la otra, pero en los hechos muestra ser una persona despreocupada y quizás hasta distante en ciertos aspectos. La otra persona siente que no concuerda lo que dice con lo que hace. Esto sencillamente va calando como una pequeña fuga de agua que con el paso del tiempo va debilitando el terreno que en tiempo atrás se había hecho compacto. Las relaciones personales en su conjunto necesitan de coherencia emocional para que nunca dejen de crecer y enriquecerse mutuamente. Pero claro, esa coherencia ha de comenzar por uno mismo independientemente de con quién te relaciones, quién sea tu padre o madre, tus amigos o tu pareja. La coherencia emocional se gesta dentro de nosotros mismos, y se vive en todos los aspectos de nuestra vida.

 

La madurez no es un regalo, es una conquista, no todo el mundo es maduro con los años, el tiempo nos da la experiencia, pero es la manera en como vivo esas experiencias lo que me da la madurez. Y ser una persona madura significa entre otras cosas, vivir en coherencia emocional contigo mismo. Según la física cuántica todo en el universo resuena, por lo que resonamos con determinadas personas, pero esa resonancia no puede ser la misma entre personas que están en coherencia emocional que con personas que no lo están.

 

Nos preguntamos muchas veces cómo es posible que esa persona a la que quiero no perciba cual es mi estado emocional, no se percate de lo que necesito en este momento, y sólo me dé en función de sus necesidades propias. No siempre conservamos lo que tenemos dándole espacio, ni siempre se escapa cuando parece que estrechamos el cerco. Lo importante de conocerse y vivir en esa coherencia emocional es que sabes cuándo y en qué momento es necesario dar un poco de distancia y cuando debes estar cerca, cuando esto ocurre, los espacios están colmados de proximidad y la cercanía rebosante de libertad.

Infinidad de veces perdemos a personas en nuestro camino y nos decimos a nosotros mismos cómo ha sido posible si no hemos hecho nada. Esa pregunta lleva en sí misma la respuesta, la perdimos por no hacer nada, eso sí, no parábamos de hablar y hablar resaltando nuestro aprecio por ella, sin embargo no hacíamos nada. Nuestra actitud conformista con lo que ya tenemos nos impide ver que posiblemente las personas a nuestro alrededor si están madurando, sin darnos apenas cuenta, un día descubrimos que hemos dejado de sintonizar, emitimos en frecuencias distintas, y por lo tanto, las ondas que emitimos no se encuentran. Y todo comenzó por una simple sensación de dejadez sin importancia. Deberíamos aprender a vivir aquello que decimos, a expresar con hechos lo que pensamos. Nada es tuyo si no lo ganas cada día. Y ser coherente emocionalmente exige estar alerta y otorgar mucha importancia a los pequeños detalles. 

 

 

.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Black LinkedIn Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon

© 2018. TuHop           tuhop@tuhop.es     Tlf: 625 015 769